Flojo empate como visitante de Fenix en un tanto con gol de P Rodriguez.

En el que fue el peor partido de la era Labruna, Platense no le supo entrar a la teleraña que planifico Svampa y resigno dos puntos a pesar de jugar casi todo un tiempo con un hombre de mas.

Ya desde el comienzo se noto que el equipo estaba

Fundamental triunfo ante Barracas en el reinicio del campeonato por 2-0 que nos mete de lleno en la pelea.

Y los mas importante es que el equipo mantuvo el nivel que venia mostrando en las ultimas fechas de la primera rueda pero le agrego la necesaria mejora fisica, y le gano con absoluta claridad a un competidor directo.

Basado en un orden general, con una defensa mucho mejor parada, con un

Quinta victoria consecutiva y tercera sin recibir goles en contra, esta vez ante el buen equipo de la UAI por 1-0.

Y como sucedio desde que se hizo cargo Labruna, el equipo tuvo momentos de juego atinado, siempre busco el arco rival, pero la elevada temperatura y el deficiente estado fisico que viene padeciendo lo hicieron mermar muchisimo en el rendimiento de la complementaria y se pusieron en riesgo los 3 puntos.

El comienzo fue parejo pero muy lento, ambos equipos intentaban

Ya que finalizo la primera rueda y en vistas al receso que se viene, aprovechamos para analizar un poco las estadisticas que arrojo la parte inicial del torneo, y los rendimientos de los jugadores que intervinieron.

Hacemos la aclaracion que los puntajes y promedios obtenidos es de acuerdo a nuestra evaluacion subjetiva, obtenida gracias a que no hubo un solo partido donde haya jugado el calamar en el cual no haya estado en la cancha un integrante de este Movimiento, haciendo esta aclaracion debido a que

Cuarto triunfo en serie, esta vez en la ex inexpugnable Berisso donde se derroto al local Villa San Carlos por 1-0 con un golazo del Pato Rodriguez.

La alta temperatura y las necesidades del colista local hicieron que Platense no pudiera salir a jugar como lo venia haciendo y en los primeros 15 minutos del partido lo paso mal, ya que estuvo impreciso, desbordado por los ataques villeros y con muchas dificultades para adaptarse a las malas condiciones del terreno de juego.

Pero pasado el chubasco inicial, basto con que