Mientras seguimos transcurriendo con mas pena que gloria esta primera etapa en el retorno a la Primera Division y se hace cada vez mas evidente la falta de competitividad del actual plantel, nos surge la necesidad de expresar nuestro sentimiento ante lo que notamos un mensaje erróneo que se intenta imponer.

Cansados de escuchar banales excusas como la del

 

Todavia no se cumplieron dos meses del dia que se produjo el ansiado retorno a la Primera Division luego de 22 años de permanecer en el  ostracismo  del Ascenso.

Y sin embargo, cualquier calamar que comparta con otro sus impresiones manifiesta una profunda preocupación y un gran dejo de tristeza que sepulta a la alegría del 31/1 debido a lo mal que se perfila la actual campaña en la máxima categoría.

Mas alla que algunos intenten minimizar esta sensación, la gran mayoría concuerda en que se esta dilapidando todo el esfuerzo y la gran cuota de fortuna con la que se conto para poder plasmar el ascenso.

Entonces, surge inevitable la búsqueda de responsables de este pésimo momento.

Y por mas que la

 

Por estos dia aparecieron unos mensajes del Legislador porteño Claudio Ferreño donde expresa en una forma no del todo clara, su intención de que Platense vuelva a tener mucha mayor presencia en el viejo y querido espacio delimitado por Manuela Pedraza y Cramer donde hoy funciona un Polideportivo además de una escuela.

Decimos que no del todo clara pues en un hilo de Twiter, el legislador manifiesta

Muchas veces, sostuvimos que la historia de Platense parece circular.

Que a lo largo de su vida ha pasado por ciclos que tuvieron similitud y que fueron continuos sus vaivenes, sus subibajas, sus periodos de florecimiento y los de ostracismo.

Por supuesto que es solo una percepción y un encuentro de coincidencias entre aquellos a los que nos apasiona la vida institucional calamar y que no tiene ningún fundamento científico donde apoyarse.

Hecha esta salvedad, invitamos a compartir con los

 

 

De a poco nos vamos acostumbrando a esa hermosa sensación de haber vuelto al máximo sitial del futbol, de volver a participar en la categoría donde históricamente habitamos y ese hecho trae aparejado tomar conciencia de ciertas falencias que se venían manifestando en los eternos 22 años que duro el ostracismo del Ascenso.

Siempre sostuvimos que al descenso deportivo lo acompaño el