Espantoso empate ante Acassuso en cancha de italiano sin abrir el marcador, y lo que es peor, casi sin generar situaciones de gol.

Una presentacion del equipo que rozo la falta de respeto al hincha calamar, ya que no se demostro actitud, intentos de ganar, alguna maniobra hilvanada ni algun plan de juego.

Platense fueron 11 camisetas marrones tiradas al campo de juego a ver que pasaba, que siempre jugo a

Empate ante Villa San Carlos en dos tantos despues de haber estado en desventaja por dos goles en lo que fue el primer partido con Baena como interino.

Pero esta nueva igualdad de nada sirve para la tabla general, mas que para completar la estadisitica y dejarnos lejisimo de la punta.

El equipo no demostro ninguna mejoria respecto a lo que venia mostrando y  siguio confirmando que

Dura derrota en el Bajo, ante un limitado Defensores que casi sin nada, pero con actitud, supo adaptarse mucho mejor al terreno barroso y aprovecho en forma integral sus escasas chances.

Platense, una vez mas, por decision de su DT Brandoni, salio con un planteo insulso, sin entender que el estado del campo necesitaba otra cosa y superpoblo el medio con jugadores de buen pie (?) que jamas pudieron hacer correr la pelota, sin gente veloz por las puntas y con una

Segunda derrota consecutiva, esta vez en casa y ante el puntero Colegiales por 2-1 lo que decreta el fin de las expectativas del campeonato promediando el mismo.

Y el equipo de Munro fue un justo vencedor ya que siempre se adapto mejor al terreno barroso y muy deteriorado que quedo a cambio de los $450.000 que aportaron los evangelistas que hicieron un acto 72 hrs antes del partido mas  importante que habia que disputar.

Asi, en una cancha con notorias faltas de pasto y muy pesada, Platense a traves de su DT eligio cambiar el

Muy buen triunfo ante Moron por un claro 3/1 en lo que fue, tal vez, la mejor actuacion del campeonato.

Pero a pesar de lo que indica el resultado, el tramite no resulto tan sencillo y el partido tuvo variantes y vaivenes, aunque el resultado final termino siendo justo e inapelable.

Comenzo mejor la visita, con un Platense sin ritmo y demasiado a la expectativa, que ademas sentia la falta de la firmeza habitual de la defensa con un Barreña dubitativo, y donde el medio, a pesar de los esfuerzos de Lorefice, no podia contener los embates del gallo, primero