Tras la derrota en la continuacion del partido ante Atlanta, resurgieron todos los fantasmas y temores que desde hace años nos vienen acompañando a los hinchas de Platense.

Ese karma de nunca ganar un "partido bisagra" ,que siempre haya una excusa para dejar pasar oportunidades favorables y ser especialistas en resucitar muertos, reaparecieron en todo su esplendor luego que

Vizcarra malograra el penal ante los bohemios y estos convirtieran su gol dando vuelta el partido y consiguiendo un formidable envion animico.

Pero mas alla de algun hecho puntual de un partido, los resultados adversos sacan a la luz todo un trasfondo problematico que existe, sigue vigente y que solo cuando la pelota entra queda minimizado.

Empecemos por lo futbolistico: La mayor preocupacion, que se va convirtiendo en un halo de certeza, es que el equipo empezo muy arriba, con rendimientos individuales que sorprendieron, y por eso fueron altamente elogiados, pero no suelen ser los habituales. Y que ahora, lamentablemente, se van nivelando para abajo, ubicandose en su verdadero nivel, justo cuando se viene la parte del fixture tal vez mas complicada, con el insufrible Estudiantes en Caseros ( cancha historicamente adversa) luego al desesperado Villa San Carlos en su lucha por no descender con DT nuevo ( el flaco Vivaldo, otro que tiene alguna cuestion personal con nuestra camiseta) y habra que ir a Ezeiza a medirse con el imparable ( hasta ahora) Tristan Suarez, puntero y firme animador. Este seguidilla la dejamos aca, para no considerar que despues vienen Comunicaciones ( siempre complicado) y Barracas en otra cancha que nos resulta casi imposible.

Y sin querer magnificar rivales, el principal problema radica en que el nivel de Platense ya no es el de las primeras fechas, habiendose producido una notoria merma ante San Miguel, UAI y la continuacion con Atlanta.

Bocchino ya se parece mucho mas al que muchos imaginaban cuando vino de Bolivia que a ese emulador de Passarella que parecio ante Acassuso. M Vega es el trotador que venia siendo en sus ultimos años y no el estratega que fue ante Defe. Vizcara despues de su reaparicion goleadora obligada tras el nivel que demostro D Vega en las primeras fechas, parece volver a ser al que termino pegando la trompada descalificadora ante Riestra. Curuchet, paso de ser una saeta goleadora a un insulso wing que no termina nunca ninguna bien.

Y asi varios mas. Lamentablemente, esto aparece cuando se viene una seguidilla de partidos dificilisimos.

Motivos?

Podrian ser solo futbolisticos. Aunque algunos aseguran que vienen de la mano de incumplimientos economicos dirigenciales, que ayudaron para que el clima de trabajo ya no sea tan distendido y alegre.

Otros sostienen que el clima del vestuario con Ruiz se enrarecio despues que algun intocable dejo de ser titular. Sumado a que varios jugadores llegaron sobre la hora sin pretemporada y les cuesta mantener el ritmo de competencia ( Olivares, Tonetto, De Olivera).

Como sea, para despejar estos temores solo existe la formula del triunfo.

Si se sortea con exito esta seguidilla, todo lo comentado quedara en rumores sin sustento. Sino, para muchos sera la confirmacion de lo que se viene preanunciando desde el rendimiento.

Desde lo institucional, a nadie sorprende que hay fuertes discusiones internas, la falta de recursos economicos es notoria, el quiebre entre Vicente Lopez y Galvan cada vez es mas evidente, y solo, un pacto de co gobernabilidad con un sector de la "opo-oficialismo" impide que esto alcance otros ribetes, como quedara ratificado en la proxima Asamblea Anual Ordinaria, donde solo se limitaran a levantar manos para aprobar el dibujo presentado y nadie reclamara por otro tipo de explicaciones.

El inmenso valor de unos tres puntos en Platense alcanzan dimensiones desproporcionadas. Si se consiguen, todo florece y nada preocupa, Si se pierden, comienza la busqueda de responsables y las acusaciones, aunque solo sea a traves de las redes, pues el compromiso societario sigue siendo lastimoso.

Ojala el plantel de Futbol consiga despejar dudas y nos mantenga a todos con la ilusion latente, aunque por debajo se sigan cocinando cosas no favorables.

Que aunque no se difundan, existen. Y las que a pesar del inmenso blindaje informativo con el que cuentan, en algun momento saldran a la luz, cuando, tal vez, ya sea tarde.