Segundo triunfo consecutivo ante un rival directo, esta vez fue Fenix al que se vencio 2-0.

Y vitales otros 3 puntos que permiten alcanzar la tercera colocacion, quedar tan solo a 3 del escolta Atlanta y afirmarse en los puestos del Reducido.

Esta vez el triunfo fue merecido, tranquilo e inobjetable.

Si bien no fue una gran exhibicion de juego, el tramite nunca estuvo comprometido y solo por breves lapsos el equipo parecio sentir el

Importante victoria en la cancha de Merlo que permite conservar el lugar en el G4 y terminar con la racha de 3 derrotas consecutivas como visitante.

Y se logro sin sobrar nada, pero con una importante cuota de contundencia que en definitiva es lo que decide los resultados.

Porque si bien en el desarrollo el local siempre fue mas, el gol tempranero logrado por Melivilo condiciono el tramite, ya que el Charro debio buscarlo por cualquier modo, evidenciando todos los

A quienes no conozcan mucho de cine, les aclaramos que hay una pelicula, donde las mascotas son enterradas en un cementerio maldito, que las hace resucitar poseidas por espiritus malignos.

Y algo asi debemos pensar que sucedio con este equipo, al que en el partido anterior, los que intentan justificar todos los desastres que hace esta conduccion de Vilariño y aliados, quisieron hacer creer que la separacion de algunos jugadores  habia obrado como LA solucion para esta menos que mediocre campaña.

Los "perros" o responsables solo

Frustrante empate ante Chacarita que con un hombre menos consiguio el punto sobre la hora.

Y si bien, en lineas generales, el resultado no merece mayores objeciones, fue Mendez el principal responsable que el funebrero se llevara un empate.

Porque mas alla de las limitaciones de este plantel, nuestro DT insiste en poner a

Vuelta al triunfo luego de 3 derrotas consecutivas ante el siempre complicado V Dalmine.

Y fue un triunfo trabajoso, sufrido, luego de una semana conflictiva y donde no abundo la tranquilidad. Pero en concordancia con el clima, luego de dias de lluvias, el cielo se mantuvo encapotado pero sin precipitaciones, haciendo gala de eso que cada vez que llovio, paro.

Y este plantel, por lo menos para este compromiso, decidio aunarse, confiaron en ellos, y, sin sobrarle demasiado, pero con una esperable cuota de