Palido empate ante el milrayitas de Lomas, al que no se le pudo nunca encontrar la vuelta.

Y si bien Platense busco, intento y propuso, el equipo dirigido por Nardozza, nunca quiso jugar y como es constumbre de ese DT termino festajando un puntito.

Ahora, tampoco es culpa del DT visitante que

Agonica victoria ante el pincha de Caseros en la ultima pelota que fue capitalizada por la cabeza de Matos.

Y fundamentales 3 puntos que permiten integrarse de lleno al trio que puntea el campeonato junto a Chicago y Atlanta.

Y si bien se podra decir que lo unico que vale son los puntos, antes hubo un desarrollo de partido que,

Goleada en Jauregui ante el colista Flandria por 4-0.

Y si bien el resultado deja poca tela para la discusion, es interesante analizar un partido que si bien termino mas que comodo , en algunos momentos del mismo estuvo apretado.

Porque el local salio empujado por su gente, acuciado por su magro promedio y quiso imponer condiciones de entrada.

Platense acepto el convite, y cambio en el primer tiempo friccion por friccion, falta por falta y lucha por lucha.

Apoyado una vez mas en una fenomenal tarea de la dupla central que hizo

Se confirmaron los dias y horarios de la disputa de los proximos partidos que seran de vital importancia para alcanzar la punta.

Como se habia anticipado oportunamente, luego de recuperar el suspendido ante Estudiantes en cancha de Armenio y a puertas cerradas ( una ventaja nada despreciable considerando lo que historicamente nos cuesta ganar en Caseros) el proximo lunes a las 21 hrs se disputara en condicion de local el partido ante

Aspero empate ante el especulador Defensores que se llevo de Vicente Lopez lo que fue a buscar.

Pero Platense que necesitaba los 3 puntos para no perder el ritmo de los punteros carecio de ideas y volumen de juego para lograr doblegar a un rival que se refugio atras, espero siempre con dos lineas de 4 muy cerquita de su area y nunca propuso nada mas que friccion y pelotas divididas.

El dragon logro su cometido pero a Platense le quedo el sabor amargo de haber buscado pero no poder